BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Organizaciones ven con suspicacia construcción de la presa de Monte Grande.

0 comments
Por Germán Reyes

Santa Bárbara: Varias decenas de organizaciones de ambientalistas, de cañeros, campesinas y de desarrollo local, expresaron suspicacias respecto al proceso de construcción de la presa de Monte Grande.

Reunidas en asamblea en el local de Plataforma Vida, ubicado en el distrito municipal Santa Bárbara El Seis, las representaciones decidieron crear un Consejo de Veedores de la obra cuyo costo de construcción supera los RD$400 millones.

“Que se concluya y publique la auditoría técnica solicitada por el Senado de la República”, solicitaron en una de las conclusiones.

Los dirigentes sostienen que la obra, iniciada en la gestión del entonces presidente Leonel Fernández, habría constituido una fuente de corrupción por vía del abultamiento de los presupuestos.

La auditoría técnica debe revelar el dinero del erario robado en las administraciones peledeistas, tal como ha sucedido en casi todas las instituciones públicas, declaró Héctor Turbí, de la Articulación Nacional Campesina (ANC).

Monte Grande al servicio del CAC

Además de sugerir que sean concluidas las obras complementarias de la presa de Monte Grande, las organizaciones se mostraron partidarias de un uso racional de las aguas que serán distribuidas luego del almacenamiento.

Demandaron “un plan racional de uso de las aguas sin el monopolio actual en favor del Consorcio Azucarero Central (CAC)”.

Aunque el punto no fue establecido entre las conclusiones, algunos dirigentes como el agrónomo Manuel Pérez, conocido como Manuel Lemba, albergan el temor de que las aguas sean acaparadas en alrededor del 90% por el CAC, una empresa de capitalistas guatemaltecos y dominicanos que administran por contrato las instalaciones fabriles y agrícolas del Ingenio Barahona.

De acuerdo con el dirigente de los productores agrícolas de la zona de Tamayo, en la actualidad el 80% de las aguas que descienden del río Yaque del Sur son utilizadas para lo que llamó “monocultivo de la caña”, toda vez que es la más extensa extensión de terreno en una región caracterizada por la pequeña propiedad.

“Todo indica que esas inversiones que hace el Estado en la presa de Monte Grande serán para servir al monocultivo de la caña y de una empresa de inversionistas foráneos”, dijo Pérez.

Las organizaciones

Además de la ANC, a la asamblea asistieron dirigentes de la  Federación de Productores Agrícolas y Asociaciones Campesinas del Sur (FEPROASUR), la Federación de Mujeres Provincia Barahona, la Coalición Enriquillo y la Unión de Trabajadores Cañeros (UTC).

Asimismo, el Bloque Campesino Sur-Sur del Movimiento Campesino Dominicano, la Coordinadora Popular Nacional, el Movimiento Reconocido Región Sur, la Federación de Mujeres Provincia Bahoruco, el Frente Amplio de Lucha Popular-FALPO-, el Movimiento Reconocido Región Sur y los comités de Lucha de Vicente Noble,  Pro-Desarrollo de Fondo Negro y Comité Pro-Desarrollo de Jaquimeyes.