BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

EXPRESIONES: Bien, pero...

0 comments
Por Tomás Aquino Méndez
tomas.mendez@listindiario.com

Lo anunciado por el presidente Luis Abinader, de poner en manos del Ministerio de Turismo la administración del Hotel Guarocuya, satisface a MEDIAS a los suroestanos. Particularmente nos regocija la información. 

Mediante nuestras Expresiones, en más de una ocasión, manifestamos nuestra oposición a ese proyecto. 

Insistimos en la preservación de ese icónico centro de recreación, con el mismo propósito para el que fue concebido hace ya 63 años. Pero, y siempre hay un pero, tenemos que seguir atentos, porque anteriormente el actual ministro de turismo había defendido la eliminación del Guarocuya como hotel. 

En esa oportunidad el funcionario, durante un acto en playa Saladillas, MINIMIZÓ la importancia de este hotel, diciendo que solo eran unas cuantas habitaciones que no hacia n falta ante el auge turístico que espera la región. 

Por eso debemos estar atentos a la sugerencia de convertir el hotel en una escuela de formación. Sabemos de grandes hoteles qué son utilizados como escuelas de educación turística. Eso es positivo, pero debe ser puesto en claro ese objetivo. Debemos precisar que, tanto el hospital oncológico como la escuela de formación turística son importantes, y las necesitamos en la región. 

Con la decisión CLARA Y OPORTUNA anunciada por el presidente Abinader, desaparece la amenaza de quitar a los barahoneros su hotel más histórico y que le otorga una definida identidad, pero nos queda esa espinita.

 Quisiéramos que se aclare lo referente a la sugerencia de convertir el Guarocuya en una escuela de formación turística.

La región Enriquillo está agradecida por este anuncio del presidente de desistir del hospital en las instalaciones del hotel y espera que el Guarocuya solo sea tocado para ampliarlo, o modernizarlo.