BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Desarrollo de Pedernales se mantiene en el “limbo” cinco meses después de primer palazo presidente Abinader

0 comments
 Por José Medina

CABO ROJO, Pedernales: Los anuncios de desarrollo de Pedernales que comenzaría con la construcción del puerto de Cabo Rojo y edificaciones hoteleras, continúan en el “limbo”, cinco meses después de que el presidente Luis Abinader haya dado el primer palazo.

Una semana después de que el equipo de reporteros de Armario Libre visitara el lugar, el sábado 17 de septiembre, según reportes, hicieron un aguaje, pero mantenían prohibida la entrada de periodistas y camarógrafos al lugar.

El 26 de mayo pasado, Abinader y un gran aparataje, anunciaron la construcción de varias obras, además del muelle de Cabo Rojo, para al día de hoy, el lugar continúa tan inhóspito y desolado como aquellos días sin la presencia del jefe de Estado, en espera del desarrollo anhelado en la provincia sureña.

La entrada al muelle de Cabo Rojo tiene un portón nuevo, con un grande letrero que expresa “este inmueble está siendo objeto de un proceso de mensura para saneamiento, para cualquierinformación o reclamación dirigirse al Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original o a la Dirección Regional de Mensuras Catastrales correspondientes”.

Según el letrero colocado en el portón, amarrado con gruesas cadenas, el expediente termina en 81695, reclamado por la Autoridad Portuaria Dominicana, bajo la representación de Giangna Marcelis Cabral Cerda, mientras los trabajos de mensura los realiza la agrimensora Laura del Pilar Bonetti Morel.

Un agente de seguridad que custodia el área, dijo que próximamente comenzarían los trabajos del muelle, pero se observó que no hay ningún tipo de material de construcción en el lugar.

Alegó que un remolque en los alrededores, sería sacado del agua, para entonces comenzar la anunciada obra anunciado a finales de mayo por el presidente Abinader.

Los medios de circulación nacional, todos los días, publican del desarrollo de Pedernales, sin embargo, eso solo ocurre en periódicos, porque la situación de la provincia fronteriza continúa igual a 20 años atrás.

Gabriel Ávalo, sería el encargado de la construcción del muelle de Cabo Rojo, y por el momento, se colocan luces y cámaras de seguridad, reportó el seguridad de la obra, en un trabajo exclusivo para el periódico impreso Armario Libre.

Gabriel Ávalo no fue localizado en la zona, tampoco en el municipio de Pedernales.

La situación es tan precaria y frustrante, que la carretera que te lleva de Cabo Rojo hasta la Cueva o la entrada a Bahía de las Águilas, es un desastre, son 21 kilómetros de una vía intransitables.

El tránsito se hace interminable, mientras el vehículo sale de un bache y cae a otro, y la velocidad no puede ser superior a 20 kilómetros por hora, precisamente por lo precario que está.

La carretera, lo menos que parece es que el desarrollo a Pedernales y la región Enriquillo está llegando, por lo que se desconocen las razones por las cuales, los Ministerios de Turismo o de Obras Públicas, no pavimentan la vía para mejorar las condiciones a cientos de vacacionistas que cada mes visitan a Bahía de las Águilas.

En la Cueva de Cabo Rojo existe varios negocios, un Restaurante de expendio de alimentos propiedad del empresario Santiago Rodríguez denominado “Racho Típico Bahía de las Águilas”, Restaurante Cabañas “Ecos del Mar” propiedad del Italiano Aldo Meroni, negocio de venta de variedades alimentos denominado “Doña Charo”, y “Casa Chiquita”, Restaurantes de expendio de alimentos también variados propiedad de Víctor Ferreras.

A pesar de que no hay cuesta, la carretera es plana, llegar a la Cueva de Cabo Rojo, lugar con atractivos naturales que la gente visita y de ahí se trasporta en botes hasta el litoral de playas de arenas blanca y agua cristalina, con una extensión de más de 15 kilómetros, pero es una odisea realizar el trayecto.

En la Cueva de Cabo Rojo, existe una boletería establecida por el Ministerio de Medio Ambiente para los visitantes que por la vía terrestres quieren visitar hasta el litoral de las playas de Bahía de las Águilas.

El anuncio del Presidente

El 26 de mayo pasado, el presidente Luis Abinader anunció los inicios de trabajos de construcción de obras en el proyecto turístico de Cabo Rojo, Pedernales, por un monto superior a los RD$7 mil millones, dentro de la estrategia de la alianza pública-privada para desarrollar el sur del país.

Aquí se anunció que el proyecto incluía el puerto de Cabo Rojo, que será el eje fundamental del desarrollo, que comenzaría a llevar los primeros cruceristas, y las infraestructuras hidrosanitarias necesarias para el ancladero y para los hoteles contemplados. 

Desde aquel día, jueves, el Gobierno, a través de diferentes dependencias, se han disparado decenas de notas informativas donde se informa de que se está trabajando, sin embargo, es penoso decirlo que ha sido una mentira, una falacia, porque todo sigue en proyecto y no se ha puesto un block ni una tabla clavada.

El proyecto de Pedernales forma parte del plan maestro general del destino turístico, que generaría empleos para la región Enriquillo, integrada, además, por las provincias Barahona, Independencia y Bahoruco.

El presidente Abinader dio el primer palazo para la construcción del “Port Cabo Rojo”, con una inversión privada de US$98 millones de dólares.

El jefe de Estado afirmó que convertirá a Pedernales en el destino de cruceros mejor cotizado y valorado en todo el Caribe.

En aquella ocasión, el presidente Abinader informó que las obras tendrían una inversión estimada en RD$1,185 millones, para ser ejecutadas en 18 meses, de los cuales ya van cinco meses y faltaría un año y un mes para su terminación.