BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

VIDEO: Seducir a parejas de presos, ¿nueva técnica policial?

0 comments

La corrupción policial y los casos donde se impone el abuso de poder no es algo nuevo, lo que sí lo es, es contar con las pruebas de seducción y abuso sexual por parte de un coronel de la Policía Nacional adscrito a la Dirección Central De Investigaciones Criminales (Dicrim), pidiendo favores sexuales a cambio de otorgar la libertad de un preso.

El programa Nuria Investigación Periodística reveló que todo inició cuando el oficial mostraba a una dama los golpes que le había dado a un preso en un celda, asegurando que él da “durísimo”, a lo que ella dice “ah pero tú le diste eso, ¿fulano (su pareja) vio eso?”, obteniendo una respuesta afirmativa.

Pero la historia no se limita a este abuso de fuerza, el caso  realmente inicia cuando este coronel pide a la pareja de un privado de libertad involucrado en un asalto a un colmado, donde hasta tiroteo hubo, que se acueste con él para ayudarla en la liberación de su esposo, y ofrece ponerla a conversar con uno de los denunciantes, ¿para persuadirlo de quitar la querella?

En un audio revelado por  en el programa Nuria Investigación Periodística se escucha al coronel decir, “dime hasta donde tu llegas, qué tipo de diligencia tú quieres hacer, qué tipo de ayuda tú quieres hacer? A ver si yo puedo ayudarte en ese sentido y llevarte y conversar con uno de los denunciantes”.

Tras la insistencia del coronel, y la desesperación de la joven por la condición de privado de libertad de su esposo, cede a los chantajes, no sin que antes este se asegurara de que ella fuera mayor de edad.

“Él: Qué edad tú tienes? Ella: 22 El: Tú eres mayor de edad, yo soy mayor de edad”. Y tras varias palabras más, se consumó el hecho.

Este caso, que queda probado en un audio de 35 minutos, muestra una clara condena a varios artículos de código penal, el abogado penalista Miguel Valerio, explicó a la periodista Nuria Piera, durante el programa de investigación, que evidentemente, él abusó de su posición dominante: “él tenía al esposo detenido y en ese sentido eso se llama una coacción en derecho. Con lo cual lo que ocurre en el transcurso del audio, que parece que tienen relaciones por lo que se escucha ahí, parte de un constreñimiento y eso podría llegar hasta una agresión sexual si hubo penetración configurada como violación”.