BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Historia de Hielo Everest fundada por italianos coronada por el Presidente Abinader

0 comments
Por Praede Olivero Féliz

En el año 1990, los italianos Rivi Dante, Rivi Ivano, Leonardo Braglia y Juliano Braglia formaron la compañía Ribra S.A. cuya principal acción comercial fue la Fábrica de Hielo Everest, con sede en Barahona.

Fue una novedad en la región, pero no se desarrollaba porque el constructor, el Arquitecto Guerrero y su compañía Reymar S.A estafaron a los italianos y trataron de apoderarse de la empresa.

En el año 1993 fui contratado por los italianos para accionar penalmente contra los estafadores, constituidos en asociación de malhechores, los que usaron al corredor de carros Máximo Sarraf y a su mecánico Carlos Manuel Frías Salcedo para construir un cuarto frio por más de RD$1,000,000.00 haciéndose pasar por ingenieros sin serlo, por lo que a Frías Salcedo lo mandamos a la cárcel de La Victoria y los otros evitaron la cárcel por un acuerdo hecho, devolviendo sus acciones, comprometiéndose a financiar el cuarto frío y hacer  otros pagos.

Los italianos decepcionados, hicieron un contrato de alquiler con opción a compra a Manolín Herasme Olivero, quien hizo un gran esfuerzo por desarrollar la empresa, pero no avanzó mucho y el contrato fue dejado sin efecto.

Después entró en la sociedad Luis Alvarez (el primo) y firmó un contrato de alquiler con opción a compra, por cinco años, pagando 20,000.00 mensuales, los que se abanarían al precio de la venta, pero al vencimiento del terminó no pudo comprar la empresa.

Es justo reconocer que en esas dos administraciones la empresa empezó a producir agua y a llamarse Fábrica de Hielo y Agua Everest, a la vez que vendía otros productos del mercado nacional.

En esas circunstancias y como cosa de Dios, aparece Carlos González (Deivi) y se interesa en la empresa, primero se asocia a Luis Álvarez, luego le alquila, logrando más adelante comprar la empresa y todas sus acciones comerciales.

Al ver el rumbo de desarrollo progresivo de la empresa que ayudé a rescatar, me he convertido en un de sus aliados, a veces sacrificando mis propios intereses por amistad y por amor a mi región, que al final es la beneficiaria de este milagro de vida, porque el agua es vida y si tiene hielo, en una región caliente, es como un milagro.

Al anunciarse la tercera etapa de la empresa, porque la segunda etapa fue la de lavado, embotellado y carga, con una inversión de 130,000,000.00 mi corazón palpitó de alegría, su sístole y diástole, se aceleraron, muestra del barahonerista que vive en mí.

Como sabemos del esfuerzo de los propietarios, que han avanzado tanto, hasta conformar el Grupo Everest y del apoyo de nuestro Presidente Luis Abinader Corona, me he permitido recrear la historia de Hielo Everest fundada por italianos, que con el corte de la cinta para inaugurar la tercera etapa, resulta coronada por el presidente Abinader.