BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Inapa «no maneja acueductos» en comunidades de Independencia

0 comments
Por Benny Rodríguez

Villa Central.- Autoriades sanitarias de la provincia de Jimaní, provincia Independencia, están preocupadas con acueductos que operan en varias comunidades de esa jurisdicción, porque esos sistemas de agua no los opera el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), sino los propios actores comunitarios.

La preocupación que externó el doctor Herasme, director provincial del Hospital General Melenciano de la Provincia Independencia, llamó la atención para que el Inapa asuma la rectoría de esos sistemas de agua potable, sobre todo, ahora con el colera detectado en el vecino Haití, durante una rueda de prensa efectuada en la Universidad Católica, Tecnológica de Barahona (UCATEBA).

Reiteró el llamado de atención de Inapa porque en comunidades de esa zona los acueductos que se alimentan de ríos provenientes de Haití y estos sistemas de agua “potable” los manejan las propias comunidades, no el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados.

Indicó que esos ríos desembocan en el lago Enriquillo, de donde se alimentan los sistemas de agua que hicieron las propias comunidades y organizaciones existentes en la zona “y ellos mismos son los que administran sus acueductos”.

En ese sentido, el doctor Herasme sugiere a Inapa intervenir los acueductos de las comunidades Los Bolos, Ángel Féliz, El Maniel, y Los Pinos del Edén, entre otras, ya que las aguas que alimentan estos sistemas provienen directamente del vecino Haití, por lo que llama a estar vigilantes.

Punto más próximo

Sobre todo, porque la provincia Independencia, es el punto más próximo que conecta a República Dominicana con Puerto Príncipe, la capital haitiana, es que el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera puso mucho énfasis en cuál es el manejo que tiene Inapa en esa jurisdicción con el manejo de las aguas servidas, sobre todo, que investigación se tiene de hacia donde van esas aguas.

Rivera, eñaló que nadie puede usarlas, por lo que se debe hacer una prohibición especial a la población para que no se use el agua potable de ríos provenientes del vecino país a los fines de evitar la penetración del cólera a comunidades dominicanas destacadas en esa jurisdicción fronteriza.