BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

El sur también existe

0 comments
Por Enilda Torres

 La idea de realizar vuelos con destino a Pedernales es muy buena, primero porque promueve la zona como destino turístico, y segundo porque el viaje se hace de forma rápida, segura y a bajo precio, si tomamos en cuenta que la ida y la vuelta tiene un costo de cien dólares como anunció la aerolínea que los operará desde Santo Domingo.

Desde hace muchos años se ha intentado desarrollar esta parte de la media isla, y qué pena que, a la fecha de hoy, esos intentos no han cuajado del todo. El sur, como dice la canción de Joan Manuel Serrat, también existe; y posee un gran potencial para disfrute tanto de visitantes extranjeros, como criollos.

Pedernales cuenta con paisajes únicos y salvajes, donde se destaca un clima húmedo, muy atractivo para los turistas, pero además posee tres de las mejores playas del país: Bahía de las Águilas, Cabo Rojo y Playa Blanca, las cuales se encuentran dentro del Parque Nacional Jaragua, además de la laguna de Oviedo.

También quienes exploran la provincia y sus alrededores se encuentran con otras atracciones como son el hoyo de Pelempito y la Sierra de Bahoruco, zonas montañosas apropiadas para el desarrollo del ecoturismo y el senderismo, por la gran diversidad y apreciación de flora que allí se encuentra.

La playa Bahía de las Águilas está considerada como una de las aguas más cristalinas del mundo, de arena blanca y fina, cuyo trayecto para llegar a ella, ya sea por bote o por pradera, es una experiencia de gran valor para los visitantes.

Ahora bien, establecer esta ruta por avión, supone que habrá más atención a esa zona en cuanto a creación de mayor infraestructura hotelera, restaurantes, de promoción hacia el turismo de montaña, recreación a otros niveles de mayor contacto con la naturaleza, e incluso un enlace con otras provincias cercanas como es Barahona y Bahoruco donde se puede desarrollar lo que llamamos turismo comunitario responsable.

Hoy, muchos comunitarios del sur profundo viven de estas actividades de la mano de organizaciones que trabajan con ellos, educándolos para que los visitantes conozcan, disfruten, pero protejan y cuiden todo el entorno y el medioambiente, como es el caso de Nateevos, la aplicación que muchos paseadores utilizan para encontrar y conocer lugares hermosos y recónditos no solo del sur, sino de todo el país.

Cada cosa tiene su tiempo y su hora, y probablemente, le esté llegando la hora a Pedernales de convertirse en un referente para el turismo de estos tiempos.

Ubicado al suroeste de la isla, a unos 244.7 kilómetros, llegar al municipio en bus toma alrededor de seis horas, por el contratiempo del tráfico y la ausencia de una autovía por fuera. En avión se llega en 35 minutos, aproximadamente.

Ojalá y estas localidades del sur logren el desarrollo deseado en todo el sentido de la palabra, y combinen la pesca y la agricultura con el turismo como sustento económico.

Además de Pedernales, el sur tiene a Barahona que con tan solo recorrer su costa y observar el azul eclipsante del mar caribe y apreciar la belleza incólume de sus saltos de agua y balnearios, son más que suficientes motivos para visitar estas provincias.

Así que aplaudo la decisión que está tomando el gobierno de la mano de empresas interesadas en desarrollar el turismo en estas provincias del sur profundo, y lo celebro siempre y cuando se haga de forma responsable en la protección de la fauna, la flora y todo lo que es parte de las reservas parques Jaragua, Sierra de Bahoruco y Lago Enriquillo.