BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Ñego salió de intensivo

0 comments
Por Praede Olivero Féliz

El domingo 30 de octubre, 2022, visitamos el hospital de la Policía Nacional; en la tercera planta estaba interno en intensivo Maximiliano Jimenez Soler y lo vi en su cama de paciente, muy recuperado, con su viejo estilo y me dijo de entrada con el puño cerrado: “machuca” y una hilera de palabras que me decían que estaba de regreso el mismo Ñego.

El lunes 31, mientras estábamos en San Francisco de Macorís, junto a Nelson Nina, me informó Lili, la esposa de Ñego y mi comadre, que lo habían bajado a la segunda planta a una sala, lo que refleja su mejoría.

Recuerdo que el domingo informé a Ñego que iba a Macorís con Nina y el altivo, con mucha energía me dijo: “con Nelson Nina no, con Serafin”. Pasó a un recuento de su historia y la de Serafín, con el que vivió.

Comenté con Ñego, Lili, Luis, La Ñega y los hijos José y mi ahijada Limaxi, que debían volver a Barahona a recibir clases, ya que desde que se enfermó Ñego, están en la capital como ángeles guardianes. Me dijeron que si, ya que no deben perder el año escolar. Cuando estén de nuevo en Barahona, familiares y amigos les brindaremos apoyo, la solidaridad que merecen y que se ha puesto de manifiesto en estos momentos difíciles. Si ocurre lo que pedimos, los niños irían a visitar a Ñego los fines de semana.

Esperamos que pronto le den a Ñego la alta médica, que lo tengamos de nuevo en Barahona, con sus jocosidades, irreverencia, pero sobre todo con esa alma noble, de niño que ha hecho que todos nos preocupemos por él y que vaya tan bien, que ya salió de intensivo.