BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Comerciantes de Jimaní ven “abuso» prohibir venta de huevos

0 comments
Por Miguel Vólquez

JIMANI: Comerciantes del mercado binacional, que funciona a ambos lados de la isla en la zona conocida como “Malpaso”, aseguraron que sólo el jueves, día en que se ofertan los productos, se pudo vender huevos a Haití a través de la frontera.

Laureano Santana (La U), presidente de la Asociación de Vendedores de Huevos de Mal Paso en Jimaní, al ser abordado, por periodistas de #LaLupadelSur, sobre la decisión del gobierno que prohíbe comercializar huevos a través de la frontera, indicó que la misma es “abusiva y desconsiderada”.

Afirmó que para esta decisión no tomó en cuenta la inversión de los comerciantes de la frontera que tienen en existencia una gran cantidad de este alimento almacenado.

Señala que con esta decisión no podrán darle salida en el tiempo establecido al producto ya en almacén que corren el riesgo de que pudieran dañarse y ocasionarle enormes pérdidas a este sector productivo del país, incluso llevarlos a la quiebra.

«Lo que no se puede lograr con el diálogo, es una pena que se recurra a la fuerza y a los fusiles con respecto a la venta de huevos por la frontera, medida esta que dejará sin empleos a muchas gentes», indicó el dirigente de la organización del comercio en la zona fronteriza de Jimaní.

Expresó que, “un día no es suficiente para colocar en Haití, todo el huevo en existencia”, tras considerar que esta ha sido una medida que los tomó por sorpresa.

Ya son dos los artículos a los que se les prohíbe exportar al vecino país, lo que afecta la dinámica económica y comercial de la zona fronteriza, los cuales son altamente demandados por la población haitiana, como lo fue primero la harina de trigo, seguido ahora por el huevo.

Igual reacción ha hecho otras organizaciones como la Asociación de Comerciantes y el Consejo de Comerciantes de Jimaní-Mall Paso, quienes expresan que a la medida con la que se restringen las ofertas de los artículos de primera necesidad a Haití, se corre el riesgo de provocar mayor carestía en el vecino país y convertirse en una amenaza mayor que provocaría la masiva entrada de personas en busca de alimentos para sobrevivir.

Los días exclusivos para la feria comercial en la frontera con Haití por Jimaní se desarrollan cada lunes y jueves, aunque los locales pueden ofertar productos cada día de la semana en menor proporción.

Advierte que esta decisión del gobierno lejos de acabar contribuir, lo que pudiera es convertirse en caldo de cultivo para que haitianos y dominicanos comiencen a contrabandear con los huevos.