BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Cómo eliminar el mal olor en los pies

0 comments
BARAHONA: El sudor suele ser la principal causa de la aparición de mal olor de pies. Pero las infecciones cutáneas, los cambios hormonales o un calzado inadecuado también puede provocarlo.

Los pies sudan más que el resto del cuerpo por la gran acumulación de glándulas sudoríparas que se concentran en esta parte del organismo.

La función principal de estas glándulas es regular la temperatura de nuestro cuerpo a través del sudor. El característico olor de pies se produce cuando las bacterias presentes en la superficie de nuestra piel descomponen el sudor. Sin embargo, no todos los sudores huelen igual y las causas de este molesto olor pueden ser múltiples: Estrés, alimentación, hongos, bacterias, humedad, entre otros.

Es por esto que en este artículo te damos algunos tips para erradicar el mal olor en los pies.

Lavarse los pies a diario. La primera recomendación para evitar y quitar el mal olor de los pies es su higiene diaria. Hay que lavarlos de forma minuciosa cada día con agua templada y con un jabón no demasiado deslipidificante, pero sí ligeramente antiséptico y desodorante.

Evita usar el mismo calzado varios días seguidos para que el zapato respire y no acumule sudoración.

Lavado de pies con bicarbonato de sodio. Realizar un baño de pies agregando 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua tibia. Deja en remojo los pies durante 15 o 20 minutos. Este producto natural cuenta con una importante acción neutralizadora de malos olores.

Vinagre manzana. Con este remedio casero para eliminar el mal olor de los pies que resulta muy efectivo debido a compuestos como el ácido acético y el ácido málico presentes en el vinagre. Cuando hay heridas abiertas no es recomendable su uso, pues podrías agravar el problema o provocar irritación.

Coloca un litro de agua caliente en una olla y deja que se caliente sin esperar a que hierva, agrega 1 taza de vinagre de manzana y remueve, sirve esta agua en una tina para meter tus pies y sumérgelos cuando estén a una temperatura ideal, es decir, que no te queme, pero que siga estando caliente. Deja tus pies en esta agua por 15 a 20 minutos, luego seca bien con una toalla.

Usar desodorante para pies: Los pies transpiran mucho más que otras zonas como las axilas, pero con el desodorante podrás despedirte de la sudoración excesiva y empezar a disfrutar mejor tu día a día.

Si el mal olor de pies no mejora con estos consejos, te recomendamos que visites a un dermatólogo. Los pacientes con hiperhidrosis también pueden necesitar un tratamiento médico para acabar con el dolor de pies.