BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Al Suroeste le queda 76 días de agua

0 comments
Por Benny Rodríguez

Barahona. – El director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), Olmedo Caba Romano, trató con productores agropecuarios de la zona de Azua, Bahoruco, así como Barahona, la difícil situación que enfrenta esta demarcación producto de la sequía que afecta a República Dominicana y que amenaza seriamente el sector.

Al término del encuentro Caba Romano, junto a Rafael Silvinio Matos, presidente del Consejo Nacional de Regantes, explicaron a la prensa una serie de acciones que emprenderán en las citadas provincias a los fines mitigar el impacto que pudiera general la fuerte sequía estacional que afecta el país.

En ese sentido, el director ejecutivo del Indrhi, garantizó que las más de 600,000 tareas de vocación agrícola que actualmente se encuentran en proceso de producción en Barahona, Azua y Bahoruco esa entidad gubernamental garantizan agua para el regadío de sus cultivos.

“Nosotros garantizamos las siembras que están bajo riego en esta provincia y aquí están representantes de los productores, que son testigos de lo que acordamos de que toda producción, aun con los riesgos, nosotros la garantizamos”, dijo Caba Romano a la prensa al término del encuentro.

Sin embargo, El director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), dijo que para futuras siembras los productores tienen que coordinar con el Gabinete Agropecuaria que encabeza el Ministerio de Agricultura.

Indicó que el Gabinete Agropecuario que, conforman, además, el Indrhi, Feda, Agricultura e IAD, los productores tienen que consensuar las siembras futuras para evitar situaciones y pérdidas innecesarias.

Al Suroeste quedan 76 días de agua

Rafael Silvinio Matos, presidente de la Junta Nacional de Regantes (JNR) y de la Yaque del Sur (que integran Barahona y Bahoruco), dijo que la situación que enfrenta el país, particularmente esta jurisdicción, es muy preocupante.

Matos, dijo que los productores deben comprender la situación por la que atraviesan y hacer un uso racional del agua para el regadío a los fines de que pueda ser aprovechada por todos.

Reveló que el nivel de agua que se observa el río Yaque del Sur, la cual se usa, tanto para el regadío como para el consumo humano, apenas da para 76 días, en caso de que no se produzcan lluvias en la zona Suroeste.