BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

A 50 años de la muerte de Joaquín Suero (Chino)

0 comments
POR ALFREDO FELIZ LOPEZ

El 31 de mayo de 1973, hace cincuenta años fue muerto el joven Joaquín Suero (CHINO), cuando este se encontraba en la proximidad de la calle Sánchez Ancha, mientras estudiantes del liceo Doctor Federico Henríquez y Carvajal, realizaban una movilización reclamando condena para el Sargento Ciriaco Cuevas (YACO), que asesinó a Pablo Pérez (PALIN), libertad para los presos, regreso de los exiliados y aumento del presupuesto para la UASD.

Eran alrededor de las 11 de la mañana cuando agentes policiales arremetieron, sin ningún tipo de contemplación contra los estudiantes que se encontraban en la Sánchez, Esteban Cuello y Yuyo Michel, fue en ese momento que chino fue baleado. 

También fueron heridos los activistas del FEFLAS, Roberto Féliz (YIYO), quien recibió dos disparo y Pascual García este último tuvo que ser internado en el Hospital Jaime Mota por la gravedad de las heridas.
 
Al día siguiente, después del entierro de chino, agentes policiales también atacaron a la multitud que salió del cementerio y en la calle Las Carreras fue herida la niña Brenda Haydee Kelly de 11 años de edad que residía en la casa No. 15 que estaba en la galería de su casa, ella fue internada ese mismo día en la clínica San Andrés ubicada en la calle Duvergé y otro niño que residía en la misma calle también recibió heridas de balas.

El mes de mayo tuvo un balance de dos jóvenes muertos, tres heridos, decenas de apresados y una cantidad considerable de perseguidos y presos, a pesar de estos trágicos acontecimientos, la policía nacional comandada por el coronel Norvo Antonio Pérez y el funesto Manuel Medina Feliz (Capitán Medina) nunca sometieron a la justicia a los responsables.

En estas luchas la policía Nacional no solo asesinó, hirió y apresó a estudiantes sino a profesores, fueron apresados y golpeados tal es el caso de Américo Patnella, Elino Franco y otros fueron maltratados y vejados como el director del Liceo Publio Virgilio Peláez, un director ejemplar del cual los estudiantes de esa época nos sentimos orgulloso por el papel que jugó en el mismo y que siempre nos defendió, impidiendo en algunos momentos que la policía penetrará al recinto. 

A pesar de este cuadro y el estado de represión implantado las jornadas de luchas implementadas por el FEFLAS, JRC, UER, JC y el FREN continuaron en toda la población y la integración era cada vez mayor ya que la población se sentía indignada ante tantos abusos.