El Faro del Sur

PEDERNALES: Luis Abinader se encontró con los Corona

0 comments
PEDERNALES: Durante un emotivo encuentro, el presidente Luis Abina­der Corona sacó un espacio de su tiempo para reunirse con los descendientes directos de un pariente cercano de su madre, el cual formó una extensa prole en esta demarcación fronteriza, ya que en tiempos de Trujillo se radicó en la lo­ma de Mencía, de Pedernales, donde todavía quedan parientes.

Los nietos de Juan Nepo­muceno Corona Almonte, de descendencia española, pariente cercano de la madre del presidente Abinader Corona, llegó a la loma La Altagracia y luego se radicó en Mencía. Llegó desde Sabana Iglesia, Santiago, y de San José de las Matas y la Loma de los Palos, donde trabajaba la agricultu­ra con su esposa Adalinda Já­quez de Corona, con 12 hijos, uno de ellos Tito Corona, muy conocido en la zona; y doña Isabel Corona (Sabelo). Hoy, quedan parte de esa familia que Trujillo llevó a Pedernales en tiempos de la dominicani­zación de la frontera, donde también llevó a trabajar a na­cionales japoneses que también han dejado una prole fa­miliar en la comunidad.

El Presidente se reunió con Nicolás Corona (Colá); y con Ramón (Moncho), entre otros, por un rato.

Juan Nepomuceno Coro­na Almonte vivió en Mencía con su esposa y sus doce hi­jos. Tito Corona, Joaquín, Gu­so, Quirino, Pancho, Ramón, José, Anselmo, Cristalina, Po­lonia, e Isabel (Sabelo); y Car­men. 

Se movilizaban hacia la loma del Platón, de Paraíso, Barahona y por eso Guso se casó en Paraíso y Joaquín con una señora de Jimaní. Con el tiempo, unos se han ido a Es­paña, otros a Estados Unidos y otros a Santiago y a Santo Do­mingo. Los Corona tienen una amplia extensión de terrenos en Mencía y La Altagracia. Ti­to, ya fallecido; Polonia, Ra­món y Sabelo se quedaron en Mencía donde han crecido.

Mucho regocijo

Nancy Corona, residente en Estados Unidos, y Rafaela Co­rona, en España, así como Ni­colás Corona, dicen confiar en que el Presidente sí cumplirá sus promesas en esta provincia fronteriza y exhortan a recordar que vienen de una familia trabajadora.