El Faro del Sur

OPINION: Un gran hombre se ha ido a la Morada Santa:

0 comments

POR YVAN ARIEL GOMEZ

Mario Dolores Feliz Acosta, un ser humano de grandes virtudes, con un corazón sano y lleno de vida.

Padre de familia, hijo, hermano y amigo. Una persona trabajadora que también le gustaba compartir y de vez en cuando un traguito, hoy se encuentra al lado del Padre donde sabemos que desde allí cuidará su familia.

La tristeza embarga hoy la vida de sus amigos cercanos y familiares, es un dolor inmenso, pero a la vez agradecido de Dios por haber tenido la oportunidad de compartir muchos años con él.

Será recordado con alegría.

Mario Dolores Feliz Acosta, trabajó varios años en la mina de Sal y Yeso, pero su gran pasión durante estos últimos 16 años fue trabajar en el Ministerio Público. 

Comenzó como Fiscalizador en el Juzgado de Paz del Municipio de Fundación. En el año 2006 cuando lo conocí a mi llegada al Juzgado de Paz del Municipio de El Peñón, como fiscalizador también, comenzamos una amistad y trabajando conjunto, ya que las dos comunidades quedaban cerca.

Desde ese año hasta el día de hoy puedo dar fe y testimonio de las cualidades humanas de ese ser humano, quien no merecía terminar su vida joven de esa forma, sin embargo, no podemos ni debemos cuestionar a Dios por la cosas que permite que pasen en la tierra, porque al final la gloria es de él. 

Solo nos queda orar y pedir por su descanso eterno y para que su familia y amigos tengan la fortaleza necesaria de aceptar la voluntad de Dios. 

Tu amigo y hermano Yván Ariel Gómez Rubio, tendrá siempre un lugar en su corazón para ti, y en todo lo que humanamente pueda protegeré tu familia. 

Hasta luego hermano.