El Faro del Sur

OPINION: De Cómo la ausencia de uno de los padres, puede generar conductas perturbadoras o delincuenciales

0 comments
Por Yorik Piña

Con más de 50 años observando el comportamiento de padres, madres, niños y niñas en el hogar, he concluido con 2 hipótesis, según la ausencia permanente en el hogar disfuncional sea del padre o de la madre. 

He deseado hacer una investigación longitudinal, pero ha sido imposible por falta de los recursos económicos necesarios y creo que ya no tengo tiempo para realizarla.

Entiendo, pero no lo puedo demostrar que, en los dos casos, son generados por falta de crecimiento personal. Sus comportamientos son infantiles. 

Los investigadores, hasta ahora, entienden que la psicopatía remite (se cura) espontáneamente en la cuarta década de su vida (Entre 40 y 50 años), sin embargo, yo opino que estos trastornos podrían ser curables antes de esa edad.

Cualquier método terapéutico o programa que logre hacerles crecer y que sean capaces de insertar los dos valores fundamentales para vivir en sociedad: ASERTIVIDAD Y EMPATIA y que, su crecimiento mental alcance, por lo menos, 21 años de edad mental, podría remitir (curar) su trastorno. 

Los psicópatas lucen personas “normales” son amistosos y sociables. Muy difíciles de identificar por alguien no entrenado.

Veamos los síntomas de ambos trastornos. Cualquier persona puede mostrar algunos de esos síntomas sin que, necesariamente, padezca el trastorno. Solo un profesional de la conducta puede diagnosticar los trastornos mentales.

Cuando la ausencia es del padre PUEDE generar el “Trastorno Antisocial de la Personalidad” o psicopatía. Sus síntomas son:

1.- Incumplimiento de las normas sociales respecto a los comportamientos legales (leyes) que se manifiestan con actuaciones repetidas que son motivo de detención.
2.- Engaño que se manifiesta en mentiras repetidas, utilización de alias o estafa para provecho o placer personal.
3.-Impulsividad o fracaso para planear con antelación.
4.- Irritabilidad y agresividad, que se manifiesta por peleas y agresiones físicas repetidas.
5.- Desatención imprudente de la seguridad propia o la de los demás.
6.-Irresponsabilidad constante, que se manifiesta por la incapacidad repetida de mantener un comportamiento laboral coherente o cumplir con las obligaciones económicas.
7.- Ausencia de remordimientos, que se manifiesta con indiferencia o racionalización del hecho de haber herido, maltratado o robado a alguien.

Cuando la ausencia del hogar es de la madre PODRIA generar el “Trastorno Reactivo Del Apego o vinculación”. Sus  síntomas (según Minnesota Association For children's Mental Health) son:

1.- Destructivo a sí mismo y a otros.
2.- Falta de sentimientos de culpa o remordimientos.
3.- Negación a contestar preguntas simples.
4.- Negación de la responsabilidad. Siempre culpa a otros.
5.- Contacto visual pobre
6.-Problemas extremos de desafíos y poder controlar.
7.-Robar
8.- Falta de pensamiento de causa y efecto.
9.-Animo  inestable
10.- Alegaciones falsas de abuso
11.- Comportamientos sexuales inadecuados
12.- Exigencias o apegamientos inapropiados
13.- Malas relaciones con los compañeros
14.- Hábitos de comer anormales
15.- Fala de control de los impulsos
16.- Mentiras crónicas sin sentido.
17.- Formas inusuales de hablar (habla entre los dientes)
18.- Dominante. Necesita estar en control
19.- Manipulador. Superficialmente encantador y atractivo.

No es casualidad que de los 46 jóvenes que aplican el "Programa De Reeducación Para Jóvenes Traviesos", que se aplica en Barahona, ninguno de sus hogares cuenta con la presencia del padre.

Nuestro país es uno de los líderes del embarazo de adolescentes. Niños formando o deformando niños. Solo con programas masivos de crecimiento personal en todo el país, podremos logar, en el mediano plazo (una a dos generaciones) salud mental en nuestro pueblo. La delincuencia estaría reducida a su mínima expresión. Olvidemos que se pueda lograr en el corto plazo. 

Solo trabajando en el crecimiento personal con nuestros niños y niñas se puede lograr. Los psicópatas son "niños con canas"

El autor es: Psicólogo Clínico
Director del "Programa De Reeducación Para Jóvenes Traviesos"