BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Barahona perdió a otro grande: Orlando Luperón.

0 comments
Por Carlos Julio Féliz Vidal

La pérdida de un amigo entrañable, duele mucho.

Orlando Luperón, un ser humano con cualidades excepcionales se marchó del sendero de los vivos, dejando una estela de tristeza en su familia y amigos.

Orlando era contador de profesión, maestro universitario, emprendedor, amante del deporte, apasionado de la música, el baile y el dominó.

Era sobrio en el cumplimiento del deber, como contador en el Consorcio Azucarero Central, S.A. y otras entidades y clientes a los que le tocó servir con esmero en su dilatada carrera profesional.

Mantenía una espléndida sonrisa que le valió la conquista de muchos amigos.

Tenía un fino olfato para las cuestiones políticas, sociales y humanas; sabía respetar el punto de vista ajeno, sin perder de vista sus propias convicciones.

Era buen hijo, dedicado padre, hermano leal y amigo solidario.

Barahona y el país, han perdido a un ciudadano ejemplar.

Pido a Dios que obre consolación en su Familia y en el ejército de amigos y compañeros de trabajo, a quienes supo inspirar confianza, dando siempre muestras fehacientes de compromiso y solidaridad.