BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Gobierno invierte RD$6.421 millones en flas cuatro provincias de la región Enriquillo

0 comments
BARAHONA: El presidente Luis Abinader aseguró este martes que su Gobierno invierte o está en proceso de invertir este año RD$6,421 millones en diferentes áreas de desarrollo en las provincias de Barahona, Pedernales, Bahoruco e Independencia, agrupadas en lo que se conoce como la región Enriquillo.

Así lo expuso el mandatario al término de un Consejo de Gobierno que encabezó en Barahona, donde habló sobre la distribución de recursos en sectores como el turismo, electricidad, minería, salud, agua, viviendas, zonas francas y educación.

Abinader explicó que el proyecto «líder» de la región será el que supondrá una millonaria inversión en el turismo de Pedernales, reiterando que hay 11 compañías internacionales del ramo «comprometidas» con el desarrollo de esa provincia fronteriza.

Afirmó que se prevé la creación de más de 1,000 empleos con la extensión de las zonas francas de la región, además de que se construirá una «mina modelo» que sustituirá el modelo artesanal de extracción de Larimar en Barahona, que ha provocado la muerte de «muchos mineros».

También anunció el «arreglo» de las playas de Barahona, ampliar el puerto de esa provincia cuya primera parte inauguró este martes y la construcción de la carretera entre los municipios de Enriquillo y Pedernales.

Abinader se refirió a los avances en la construcción de la presa de Monte Grande, luego de que el Gobierno ha estado «presionando» a sus constructores para que la obra, iniciada en la administración pasada, se reactive.

En su resumen, tocó el arreglo de entre 500 y 600 viviendas en Barahona, además de la reconstrucción de centros educativos en las cuatro provincias.

En cuanto a la explotación de una mina de carbonato de calcio que funciona en Barahona, Abinader dijo que es una concesión «que nosotros heredamos», aunque aseguró que su Gobierno garantiza que esa explotación se haga de manera «adecuada», respetando los recursos medioambientales «como lo hacen todos los países desarrollados del mundo».