BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Grave problema campesino en El Aguacatico, Tamayo

0 comments
POR  FREDDY GALARZA

El conflicto que mantienen agricultores del municipio de Tamayo con la empresa Consorcio Azucarero ( CAC) debe tener solución rápida para evitar sucesos desagradables, ya que los pequeños productores han dicho que no saldrán de sus tierras ni muertos.

Desde que la empresa ahora en manos del sector privado inició sus actividades no ha dejado de tener situaciones similares con los agricultores de la zona, una vez por el regadío de las aguas, ahora por las tierras que cultivan desde hace años.

He de recordar que el otrora ingenio Barahona, fue arrendado por unos 30 años y que se intentó prolongar por más tiempo a empresarios guatemalteco durante el pasado gobierno, lo que ocasionó el despido de cientos de trabajadores de la región .

La entrada de una nueva administración al ingenio Barahona, bautizado ahora con el nombre de  Consorcio Azucarero Central ( CAC ), ha desatado las desavenencias entre los agricultores que alegan que la empresa se quiere apoderar de terrenos que están sembrados de plátanos, guineos, aguacate y coco para extender sus cañaverales .

La situación que describen los productores en la zona Enriquillo, de que sus cultivos fueron devastados recientemente por personal del ingenio agudizó su situación por lo que se vieron obligados a movilizarse en defensa de sus propiedades, lo peor que pueda suceder allí es lo que afirman esos agricultores de que solo muertos saldrán de sus predios.

Las autoridades del Instituto Agrario Dominicano ( IAD ) han sido irresponsables y lentos en no resolver las disputas entre los pequeños productores y dicho consorcio azucarero desde mucho antes del arrendamiento del ingenio Barahona, ya que los primeros estaban asentados en las tierras.

En recientes declaraciones del director del IAD, Danilo del Rosario, en forma amenazante expresó de que “todas las personas que se encuentren ocupando terrenos ilegalmente, que los abandonen pacíficamente en las próximas horas, porque el gobierno está obligado a hacer cumplir la ley”.

Lo que debería hacer el funcionario del IAD, es investigar si los pequeños productores fueron beneficiados con parcelas de la reforma agraria de gobiernos anteriores y desde cuando están ocupadas las tierras ya sembradas de rubros agrícolas, y si están de forma ilegal, cómo se podrían beneficiar a esa gente, no echarlos y devastadas sus parcelas por una empresa extranjera .

Se ha dicho también que uno de los motivos del impase entre los productores agrícolas del aguacatico, municipio de Tamayo, es que un grupo de ellos vendieron sus parcelas al Consorcio Azucarero Central y otro grupo reniega a negociar las tierras para ser usadas en el sembradío de  caña por parte de la empresa extranjera.

El autor es periodista:  Reside en Nueva York