BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

NUESTRAS GLORIAS: Oscar Matos Matos (Oscalito)

0 comments
Por Rafael Matos Féliz 

El 10 de marzo del 1941 nace en la ciudad de Barahona, Oscar Matos Matos (Oscalito). Fueron sus progenitores los señores Lupita Matos y Luis Matos.

 Como todos los niños de su barriada y de su época, se dedicó a jugar los clásicos intercambios infantiles y juegos propios de su edad como son: tope–tope, el escondido, mano caliente, carreras, pelotas, etc.

Más tarde se dedica a jugar casi exclusivamente el béisbol, pues este deporte gozaba de más popularidad y además sus temporadas y competencias eran de mayor duración y contenían una organización y disciplina más exigentes.

Para la década de los 50, Barahona poseía una escuadra beisbolística de excelente calidad y entre sus jugadores se contaba con el estelar Francisco Féliz (Panchito Boché), que desde el montículo hacía abanicar a los fornidos contendores de otros equipos. Fue precisamente Panchito Boché, quien inspiró a Oscar Matos para buscar en la pelota su mejor pasatiempo y dedicación.

Cuando Oscar Matos cumple los 14 años, pertenece al equipo “San Rafael”, jugando como cátcher, donde se inicia como un jugador de quilate. Sus condiciones excepcionales lo llevan a la cumbre: “Recio bateador”, “corredor de gran velocidad”, “tremendo defensor del home plate” y con “un disparo a las bases como el mejor”.

Toda la labor desplegada desde 1954 hasta 1957, lo catapulta para el béisbol amateur de Barahona. Este salto lo consolida aun más como estelar y su colocación como cuarto bate del equipo hace tronar, en todos los juegos, a la fanaticada que se daba cita para disfrutar los intercambios y torneos deportivos. Azua, Baní, Elías Piña, San Juan, son equipos que caen arrollados por la novena barahonera.  De aquí, Oscar Matos por su calidad demostrada durante los años 1959 y 1960, se convierte en refuerzo de esos mismos equipos, cuando se batían con novenas de otros pueblos y localidades.

La labor de Oscar Matos no solo es apreciada por los equipos de la región, sino que las novenas de la capital se interesan por su trabajo y así pasa, en el 1958, a jugar del “Loyola”, “UASD”, “Capitolio” y la “Policía Nacional”. Para el año 1963, Barahona y San Juan de la Maguana se baten por el Campeonato Regional y de ese choque Barahona se corona Campeón y luego se bate por el campeonato nacional con los equipos de la UASD, Capitolio y del Loyola, saliendo de nuevo la escuadra sureña como Campeón Nacional.

En todo este batallar, la participación de Oscar Matos fue de primerísima magnitud, adjunto a otros titanes de la novena barahonera. Estos triunfos llevan a Barahona a ser la “Selección Nacional” para representar la República Dominicana en Aruba, Colombia y Venezuela. La estelar actuación de Oscar Matos, le da el pasaporte para el béisbol profesional y pasa a entrenar con los Leones del Escogido, que era dirigido por el inmortal Pepe Lucas. Más tarde, es requerido por las Águilas Cibaeñas, en donde también se destaca como cátcher de alta competitividad. En esos momentos llegó a jugar con estelares como los hermanos Rojas Alou, Ricardo Carty y le recibió bolas a Juan Marichal.

Oscar Matos desestimó jugar baseball profesional y regresó a Barahona. Sin embargo, ha sido y es una estrella de nuestro deporte rey, reconocido en casi todo el territorio nacional y también en tierras extrajeras, cuando le tocó participar con la escuadra local. Es considerado como el mejor cátcher de todos los tiempos. En 1970, forma el equipo “Las Estrellas de Oscar Matos”, que fue la representación de Barahona en los Juegos Nacionales celebrados ese mismo año. Ha sido y es un caballero dentro y fuera del campo de juego. Tiene varios años laborando para SEDEFIR (hoy MIDEREC).

En 2017, la Liga Barahona Béisbol Club, le dedicó el Tercer Torneo Deportivo. En ese torneo, el bateador simbólico lo fue el mismo Oscar, el lanzamiento de honor lo realizó el deportista Porfirio López y el cátcher de honor fue el Dr. Julio A. Vargas. También en 2018, Oscar Matos fue inmortalizado por el Salón de la Fama del Deporte de Barahona. Tiene en su historial más de 50 reconocimientos, que le han sido otorgados por entidades nacionales y extranjeras, como evidencia y prueba de su estelar y gloriosa hazaña como deportista.

Se casó con la señora Fiordaliza Medrano, con quien ha procreado 4 hijos: dos de ellos varones, Luis y Eddy, y dos hembras: Claribel y Yosy.

 En la actualidad, Oscar Matos, vive en Barahona en la calle General Cabral y se dedica a impartir prácticas de béisbol a niños y a jóvenes. También está dedicado a la pesca comercial. 

¡¡ OSCAR MATOS, ERES ESTRELLA EN NUESTRO FIRMAMENTO DEPORTIVO. HONOR Y GLORIA!!