BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Ingeniero Leonardo Mercedes dice Osiris de León habla absurdos por encargo

0 comments
Por  Sur Expreso.com

¿Cómo se llama esa magia de rehacer ríos, colega Osiris de León?

BARAHONA: El Ingeniero Leonardo Mercedes respondió acremente a las declaraciones que el geólogo Osiris de León ofreció este domingo para quien en las operaciones mineras que realiza la empresa “Belfond Enterprise” en las montañas de la sierra de Bahoruco, en la provincia Barahona, es normal que se haya removido la flora para poder dar paso a la actividad minera extractiva.

El ingeniero Mercedes, en un tono incisivo, le enrostró a Osiris de León que si era mago para rehacer los ríos, la fauna, la flora, una vez los hayan depredado, o que, si era la misma magia por la que bailaba el mono y que a él, como de costumbre, lo ponía a decir cuántos absurdos le interesaran al mago de ocasión.

¿Cómo se llama esa magia de rehacer ríos, colega Osiris de León?, se preguntó el Ingeniero Ángel Leonardo Mercedes en un texto puesto a circular en las redes sociales.

A continuación, se transcribe le texto íntegro

Pero, ¡cómo que hablan para idiotas! Eso creen. ¿Cómo es posible que usted apee, destruya una montaña con una excavación de, por ejemplo, 300 m de profundidad y luego con nivelación y colocación de "la capa vegetal" usted restaurará la montaña y el ambiente como originalmente estaban?

¿Y los árboles y plantas endémicas que usted derribó, dónde las va a encontrar para reponerlas?

Y las aves, reptiles, mamíferos, anfibios, insectos y demás especies y géneros de la biodiversidad que murieron o emigraron, ¿Dónde los va a encontrar para establecer los de nuevo?

Y, por último, los ríos cuyas cuencas usted destruyó con todos sus árboles y capa vegetal y que por dicha acción se secaron, ¿Cómo usted o la Belfond los van a poner a correr de nuevo?

¿Cómo se llama esa magia de rehacer ríos, colega Osiris de León?

Me imagino que debe ser la misma magia por la que baila el mono y que a usted, como de costumbre, lo pone a decir cuántos absurdos le interesen al mago de ocasión.