BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

No hay UCI y ventiladores para pacientes covid-19 en la región Enriquillo

0 comments
Por Benny Rodríguez

Barahona. – “Tenemos los recursos, pero no encontramos una cama para trasladar a mi papá que necesita ser ingresado en cuidados intensivos. Va a morir, sino lo llevamos rápido”. Era el pedido desesperado de Siri López, a principios de mes porque su padre si no lo trasladaban a UCI “moría”.

Efectivamente el padre de Siri, don Lauro Manuel López López, de 56 años, murió ingresado en el Hospital Jaime Sánchez (HJS), a donde fue llevado en condiciones delicadas afectado de coronavirus, porque no conseguir una cama de Cuidos Intensivos para llevar a su padre y por la que esperó más de 34 horas.

Ese es el panorama que se vive desde hace varias semanas en esta provincia, en donde no solo hay un aumento exponencial de nuevos contagios, sino que se han disparado los fallecimientos de pacientes que no logran ser llevados a centros especializados de la ciudad de Santo Domingo que pudiera ser su «salvación».

Mientras esto ocurre el HJS, de referencia regional para pacientes covid se mantiene atestado de pacientes aquejados con la enfermedad, mientras la desesperación se apodera de la familia porque los ven morir al no poder llevarlos a una unidad especialidad.

Sin UCI ni ventiladores

Aunque hay hospitales en las cabeceras de las cuatro provincias que conforman la Región Enriquillo, así como en los municipios, decenas de Unidades de Atención Primaria (Unap) y un centro de referencia regional para pacientes afectados de Covid, más 300,000 habitante de esta demarcación no tiene Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Tampoco, y en caso de que algunos de los 335,268 habitantes de la zona Suroeste necesitar de un ventilador, no podría acceso a uno un pacientes en condiciones críticas, si es afectado con la enfermedad de la covid, ya que no hay en esta zona.

Esto pudiera explicar el ¿por qué? están muriendo las personas que requieren de este tipo de atención sanitaria en esta zona Suroeste del país.

Según el Censo de 2010, los 335,268 habitantes que habitan en las cuatro provincias que conforman la Región Enriquillo está distribuida de la siguiente manera: Barahona, 187,105 habitantes, Bahoruco, 97.313 personas, Pedernales tiene 31,587 habitantes e Independencia una población de 19,263 personas.

De esta realidad no ofrecen detalles las autoridades sanitarias locales, ya que se niegan a ser entrevistados por periodistas de los distintos medios, digitales locales o representantes de espacios nacionales que buscan informar a la comunidad y al país sobre la realidad que en términos salud se vive, sobre todo, luego de la pandemia de la covid-19.