BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Cinco cosas sobre el Wi-Fi que deberías saber

0 comments
Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

BARAHONA: El Wi-Fi se ha convertido en uno de nuestros grandes compañeros de aventuras, y no solo en casa, también en exteriores. La popularidad de este tipo de conexión ha sido tan grande que se ha producido una democratización enorme, hasta tal punto que, hoy por hoy, es relativamente fácil encontrar redes públicas y gratuitas cuyo único objetivo es brindar conexión a Internet a todo el que la necesite.

Qué nostalgia. Todavía recuerdo cuando tener conexión a Internet vía Wi-Fi era casi un privilegio, y hoy, sin embargo, se ha convertido casi en un «derecho». Sin embargo, me resulta curioso ver que, con el aumento de popularidad de este tipo de conexiones no se ha producido un incremento proporcional en el conocimiento sobre la misma, es decir, en sus particulares, en su aspectos más interesantes.

Todavía hay gente que cree ciertos mitos, y que no es capaz de explicar qué es realmente una conexión Wi-Fi, o de entender cómo funciona, y mucho menos de identificar algunas de sus particularidades más interesantes. No es justo que una de las conexiones inalámbricas más importantes del planeta siga siendo tan poco conocida en ciertos aspectos, y por eso quiero compartir con vosotros cinco cosas interesantes sobre el Wi-Fi que deberíais saber.

1.-Es probable que el Wi-Fi sea más viejo que tú, lector

El nacimiento del Wi-Fi se produjo, como tal, en 1990, lo que significa que esta tecnología tiene ya 31 años. Sí, nuestra conexión favorita está hecha toda una «millennial».

Tenemos tendencia a pensar que las conexiones inalámbricas son algo que solo ha estado disponible en el futuro más reciente, pero nada más lejos de la realidad. Las ondas de radio han permitido disfrutar de conexiones y comunicaciones inalámbricas desde hace décadas, en el caso del Wi-Fi, hay que recordar que su antecesor directo se empezó a gestar en 1971.

2.-El Wi-Fi ya domina el mundo

Hace un par de décadas, cuando el Wi-Fi empezó a popularizarse, se decía que este estándar podría llegar a «dominar el mundo», es decir, que se convertiría en la conexión inalámbrica más popular y más utilizada para acceder a Internet, y que la cantidad de dispositivos conectados superaría al número de habitantes en la Tierra. Hoy podemos decir que esa predicción fue totalmente acertada.

Según los últimos datos recogidos en estudios e informes fiables, se estima que en 2016 habían, en el mundo, alrededor de 8.360 millones de dispositivos conectados a Internet vía Wi-Fi, una cifra que, en 2020, subió hasta unos impresionantes 18.210 millones de dispositivos. Para 2021, se espera que ese número se eleve hasta los 22.200 millones de dispositivos.

3.-El Wi-Fi «no se lleva bien» con los seres humanos

No, tranquilo, esta tecnología es totalmente inocua, es decir, no te provocará ningún tipo de daño, pero tú cuerpo es un bloqueador natural de la señal Wi-Fi, y esto tiene una explicación, porque está formado, principalmente, por agua.

Esto explica por qué cuando se producen grandes concentraciones de gente, la señal Wi-Fi de un router puede acabar viéndose seriamente afectada. Con todo, el impacto que tienes en la señal es menor que el de otros materiales, como por ejemplo el metal, que es un bloqueador mucho más potente.

4.-El Wi-Fi utiliza ondas de radio en forma de dónut

Y esas ondas van perdiendo intensidad en función de dos grandes factores, la distancia recorrida y los obstáculos que han tenido que superar. A mayor cantidad de obstáculos, menor alcance, y menor distancia recorrida.

Esto os ayudará a entender por qué en ciertos casos una misma configuración puede tener un gran alcance, y en otros lo que parece ser una réplica exacta se acaba quedando muy corta. Piensa, por ejemplo, en una casa amplia, casi sin barreras físicas, donde se ha utilizado sobre todo madera, y en otra menos espaciosa, con más obstáculos y fabricada principalmente con ladrillo. La conexión Wi-Fi lo pasará mucho peor en el segundo caso, y tendrá un alcance menor.

5.-El Wi-Fi es muy importante

Y cuando digo esto no me refiero únicamente al valor que tiene como servicio cuando nos vamos de vacaciones, sino a su valor real en el mundo actual. Este punto está profundamente unido al segundo que ya hemos visto. Imagina lo que pasaría si, de repente, esos 18.210 millones de dispositivos que hay conectados a Internet vía Wi-Fi no pudieran seguir utilizando esa conexión, sería terrible, ¿verdad?

El Wi-Fi se ha convertido en uno de los motores más importantes no solo de nuestra sociedad, sino también de nuestra economía, y de nuestro mundo en general.