BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Obispo, Defensor del Pueblo, INDRHI "posible tabla de salvación” en conflicto entre CAC y campesinos

0 comments
EL AGUACATICO, Tamayo: El Obispo de Barahona, el Defensor del Pueblo y el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), han surgido como la posible “tabla de salvación” frente al conflicto surgido en la región Enriquillo, donde una empresa privada, arrendataria del Ingenio Barahona, ha iniciado el despojo de decenas de miles de tareas ocupadas por familias de la zona desde hace  entre ochenta y cien años.

Esto se ha empeorado luego que varios de los campesinos que enfrentan al Consorcio Azucarero Central (CAC) por la tenencia de la tierra, los cuales están apostados en el Campamento Libertad, en la zona denominada El Polvorín, en El Aguacatico, han sido ingresados a centros de salud de la región Enriquillo y la capital, algunos tienen situación psíquica muy delicada y los hay que, por lo prolongado del actual estado de cosas,  ya no saben qué hacer. 

Esta situación ha originado la intervención, como mediador, del Obispo de la Diócesis de Barahona, monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas y provocado que el director del INDRHI, Olmedo Caba Romano, llamara a los representantes de los campesinos y les invitara a enviar una comisión a su despacho la mañana de este lunes, pues este funcionario entiende que esa situación no puede extenderse por más tiempo. 

Mientras, el Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, se presentó al campamento la mañana de este sábado y se comprometió a buscar “una salida urgente” al conflicto.  

El conflicto.

Desde el 19 de abril de este 2021, las organizaciones de agricultores y sociales el Campamento Libertad, en El Polvorín, Proyecto Agrario Aguacatico, rechazando las amenazas del director Interino del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Danilo del Rosario, a quien responsabilizan de cualquier derramamiento de sangre que se pueda producir, por su intención de desmantelar por la fuerza el referido campamento para favorecer el acaparamiento ilegal de las tierras por parte del Consorcio Azucarero Central (CAC).

Las agrupaciones calificaron de abuso que “el señor Rosario se atreva a utilizar el poder de su cargo para calificar de invasores a los agricultores y parceleros de un proyecto de la Reforma Agraria que el Consorcio con el apoyo del IAD quieren transformarlo en un latifundio cañero, en violación a la constitución y las leyes agrarias”. 

Los representantes de las organizaciones agregaron que “los verdaderos invasores en la Región Enriquillo son la familia Campollo del CAC, que recibieron 250 mil tareas, fruto de un contrato de arrendamiento irregular por el que solo pagan 7 dólares al año por tarea de un volumen de 141,197, sin que el Consejo Estatal del Azúcar (CEA) le explique al país donde han ido a parar más de 100 mil tareas que detenta el Consorcio sin pagar un solo centavo”. 

“Las tierras del Proyecto de Reforma Agraria El Aguacatico no están incluidas en los terrenos que el CEA le ha arrendado de manera irregular al CAC, pero esta empresa abusadora se ha apropiado de una parte de los mismos mediante una supuesta mafia en complicidad con el IAD, violando el espíritu de la Reforma Agraria y todas las normas vigentes”, han observado los agricultores. 

Agregaron que lo que quiere hacer Danilo del Rosario es lo mismo que quiso perpetrar en la costa de Barahona-Pedernales con las tierras del Proyecto Agropecuario PRODEVAJ, ameritando la intervención de senadores, gobernadoras, alcaldes y otras autoridades, haciendo el Director Interino del IAD un verdadero ridículo por su extraña obsesión y maridaje con el Consorcio Azucarero Central (CAC). 

Las organizaciones han reiterado que no levantaran el campamento hasta que no tengan garantías de que el Consorcio Azucarero Central (CAC) se abstendrá de seguir destruyendo cultivos y apropiándose de manera ilegal de los terrenos dedicados a la Reforma Agraria en la Región Enriquillo.