BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Pedernales languidece en la pobreza y la migración ilegal

0 comments
Por Guillermo Pérez

Pedernales, una provincia con abundantes riquezas naturales, enclavada en un costado del suroeste dominicano, se está hundiendo en la pobreza.

Con todo eso para avanzar, sufre hasta el agotamiento por complicaciones sociales y políticas que atajan sus planes de abrazar la prosperidad a través de la explotación de ese formidable potencial.

El desempleo es un problema serio aquí. Mucha gente, especialmente la parte joven, ha abandonado sus hogares en la zona urbana y campos, marchándose a regiones tan lejanas como el Este.    

Algunos sobreviven de los escasos empleos públicos y privados, la pesca y una menguada actividad agrícola, más el intercambio comercial en el mercado binacional con Anses-á-Pitre, del vecino Haití, los lunes y viernes.

Pedernales, situada a 330 kilómetros de Santo Domingo, es la séptima provincia de mayor tamaño del país, pero la menos habitada, y una de las más pobres. 

Tiene uno de los suelos más áridos del país, un factor favorable a los narcos, que escogen lugares despoblados para descargar la droga que trasladan por vía aérea.