BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Mi retorno a la comunicación social en Radio, el tiempo borra y absorbe información.

0 comments

Por Carlos Julio Féliz Vidal

El olvido se asocia a factores como la adquisición de nuevos conocimientos, el reemplazo generacional, la interferencia de información.

Estudié locución y me gradué en la Escuela Nacional, más o menos a los 17 años, viajando semanalmente a Santo Domingo.

Hice radio en Santo Domingo y Barahona hace mucho tiempo.

En la prensa escrita fui columnista, siendo estudiante de Derecho, en el prestigioso periódico el Sol; después de abogado he sido colaborador de medios nacionales y extranjeros. También fuí corrector de estilo en Santo Domingo de autores nacionales.

Al graduarme de abogado aparté de mí, grandes pasiones y oficios, como la fotografía, la contabilidad (fuí contador de costos en el Estado dominicano) y la labor de columnista habitual en periódicos.

En Barahona, una vez regresé de Santo Domingo, mantuve en Radio Barahona un programa llamado "Buscando Soluciones" en Radio Barahona, que era una sección especial que se desarrollaba los miércoles en un espacio más amplio que conducía el comunicador Otilio Agramonte, un magnífico profesional del país.

Después de mucho tiempo sin hacer Radio, el Ing. Roberto Lama, presidente de la red de emisoras más importantes del Sur, se interesa en que le conduzca el vespertino Acción de la Tarde, y decido, incorporando algunos cambios en el formato, trabajar con un excelente equipo de comunicadores, la nueva versión de un espacio cuyo propósito es ser canal al servicio de una población sedienta de información y orientación veraz, en la que intervienen expertos nacionales y extranjeros, que conjuntamente con los comunicadores de planta, facilitan la comprensión y difusión de temas diversos.

Debo agradecer la acogida y el apoyo dado al programa Acción de la Tarde  por los oyentes, a las empresas del Señor Lama, a los comunicadores del vespertino y a los colaboradores que forman un staff especial que nos ayudan a dilucidar temas difíciles.

Gracias a Dios por haberme permitido este reencuentro con la Radio, a mi Familia por su comprensión por parte del tiempo que les robo para ofrecerlo a la comunidad nacional.

La Radio sigue siendo un poderoso instrumento de socialización y cambio, una fuente poderosa para mantener en alto la cultura, la información y el entretenimiento.

Espero seguir aprendiendo y compartiendo información y conocimientos a través del programa Acción de la Tarde.