BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Estudiante dominicano grave después de ser baleado en la cabeza por policía en New York

0 comments
Por Miguel Cruz Tejada 

NEW YORK: El estudiante dominicano de 18 años de edad Luis Manuel Monsanto de 18 años de edad está grave en un hospital después que el domingo fue baleado en la cabeza por un policía en El Bronx.

La Policia alega que intentó atropellar al agente que le disparó el domingo a las 8:00 de  la noche en el vecindario de Morrisania.

En una conferencia de prensa ayer lunes, el jefe del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Kenneth Corey, argumentó que Monsanto estaba conduciendo un Jeep cuando dos vehículos de patrulla encubiertos le ordenaron detenerse lo que supuestamente no hizo en la avenida Boston Road y calle 15 Este.

El alto oficial explicó a los periodistas que los agentes  se ubicaron  en los lados delantero y trasero del Jeep, con las luces de sus vehículos encendidas.

Indicó que Monsanto iba acompañado por otros hombres en el Jeep cuando fue avistado por los encubiertos violando las luces rojas de varios semáforos por lo que fue perseguido.

“Los oficiales se movieron para acercarse al vehículo cuando el conductor retrocedió y golpeó uno de los vehículos policiales y  luego aceleró en dirección a un oficial que disparó contra el Jeep”, alega el NYPD.

El padre del estudiante, Eddy Monsanto declaró ayer al canal 4 de la cadena NBC News que su hijo no es un criminal y solo dedica a estudiar.

Informó que Luis Manuel es alumno de la Escuela Secundaria Católica Cardenal Hayes en El Bronx, donde es muy apreciado por profesores y estudiantes debido a su comportamiento.

“Mi hijo no ha podido comunicarse ni mover un lado de su cuerpo. Quiero que el fiscal general del estado investigue el tiroteo”, dijo el padre.

El señor Monsanto sostuvo en medio del estado de gravedad pero estable, su hijo también está arrestado en el centro asistencial donde enfrenta varios cargos criminales entre ellos, intento de asesinato a oficiales de la policía y posesión criminal de un arma (el Jeep).

El NYPD sostiene que las cámaras corporales de los policías grabaron el incidente con imágenes que apoyan la versión de la uniformada.