BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

¿Por qué deberías comenzar el día con una taza de café?

0 comments
BARAHONA: Comenzar el día con una taza de café es una de las mejores rutinas que se pueden plantear para mantener un buen estado de salud con el paso de los años.

El café concentra en su interior una gran cantidad de compuestos fitoquímicos con actividad antioxidante.

Estos elementos neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Gracias a este mecanismo disminuyen las posibilidades de sufrir patologías crónicas y complejas a medio plazo.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Revue Neurologique, la ingesta de bebidas o alimentos con alto contenido en fitonutrientes se asocia con una menor incidencia y prevalencia de las enfermedades de tipo neurodegenerativo. Habrá que combinar esta rutina con otros buenos hábitos, pero desde luego puede ayudar mucho con el paso del tiempo.

De hecho, los mejores resultados se obtenían cuando se ingerían entre 2 y 4 tazas de café de manera diaria, incluso aunque se tratase de la versión descafeinada.

A partir de aquí muchos expertos en nutrición comenzaron a recomendar la inclusión de la infusión en el contexto de una dieta saludable y variada.

Se trata de una infusión muy bien aceptada y tolerada por casi todo el mundo.

Eso sí, es importante tratar de consumirla sin azúcar, acostumbrándose progresivamente a su sabor amargo. Dicho glúcido sí que podría generar efectos negativos, sobre todo a nivel metabólico.

Como has podido comprobar, comenzar el día con una taza de café se considera un hábito saludable.

Eso sí, hay que evitar añadirle azúcar para no generar estrés a nivel metabólico. Se le puede incorporar algo de leche para mejorar su sabor en el caso de que resulte muy amargo.

La inclusión puntual de edulcorantes artificiales de buena calidad podría resultar otra alternativa, aunque tampoco conviene abusar de ellos.