BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

María Montez, en el 110 aniversario de su nacimiento

0 comments
BARAHONA: A la extraordinaria diva, cuyo nombre original fue María África Gracia Vidal, le correspondió el mérito de ser la primera dominicana, por varias décadas la única, que conquistó el estrellato en Hollywood y de haberse dado a conocer mundialmente como “María Montez, la Reina del Technicolor” y, asimismo, porque su escultural figura le mereció el título de la “Sirena de Hollywood”.

Retrotrayéndonos a sus orígenes, un tanto distante del esplendor, glamour y opulencia de los círculos cinematográficos, nace María Montez en la acogedora ciudad costera de Barahona, bañada por las cristalinas y apacibles aguas azul turquesa del mar Caribe.

Entre los datos que más han llamado la atención de la vida de María Montez, se encuentra haber tenido la valentía de restar 8 años a su edad real en sus inicios en Hollywood en 1940, debido a que se percató de que la gran mayoría de aspirantes a actrices que competían con ella solo tenían entre 18 y 20 años de edad.

Se puede intuir que el papel más difícil que enfrentó Montez fue saber proyectar la imagen de una joven de 20 años, tal como lo consignaba su hoja de vida promocionada por la Universal Pictures, cuando realmente era ocho años mayor.

Debe recordarse que entonces, con fines promocionales, los estudios cinematográficos creaban y añadían datos novedosos e interesantes a las hojas de vida de sus aspirantes a estrellas de cine, para motivar la admiración de los fanáticos.

Por esa razón, parte de lo que recordaban de María Montez sus compueblanos y coetáneos no coincidía con lo que se publicaba en revistas y libros de esa época, particularmente lo que correspondía a su etapa previa a su llegada a Hollywood.

Es lo que nos motivó a emprender una exhaustiva investigación en 1976, cuando afortunadamente aún vivían muchos de los contemporáneos de María Montez, cuyos resultados fueron publicados, paulatinamente, desde ese mismo año, en el suplemento del periódico Listín Diario y que culminaron con la publicación de la obra “María Montez: Su vida” en 1992. Su cuarta edición (ampliada y actualizada en 2012) conmemorativa del centenario de su nacimiento, contó con el aval de la Dirección General de Cine, para su publicación.