BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Que bien nos sentimos los barahoneros con la valoración del director de los Comedores Económicos

0 comments
POR ALEJANDRO SANTANA

Sin lugar a dudas el funcionario mejor valorado de esta administración y es barahonero

Que bien se sienten los amigos, los familiares, todos los residentes de una comunidad cuando uno de sus hombres, funcionario del gobierno que sea, es valorado por sus actuaciones y aportes.

Edgar Féliz Méndez, de los Comedores Económicos, del Gobierno del PRM, es sin dudas uno, o tal vez el más valorado en su desempeño en esa institución social de la República Dominicana.

Y no es para menos, es un profesional, un político que siempre ha estado al lado de sus amigos de su gente de la sociedad en sentido general, nunca se les han ido los sumos a la cabeza.

Cuando viene a su provincia, es el mismo hombre, el amigo sencillo, sincero y servicial como siempre, el cargo no lo ha cambiado para nada, sigue saludando con el mismo afecto, cariño y respeto de siempre.

Solo tiene algo que a lo mejor no gusta a algunos, y es que sabe decir las cosas de frente, sin media tinta, como siempre lo ha hecho.

Esta valoración no viene porque es barahonero, su valoración es generalizada nivel nacional, el hombre ha demostrado que es un fajador, que se puede estar en el poder y seguir siendo el mismo amigo de siempre que siempre tiene tiempo para brindar afectos y demostrar que su gente son lo más importante.

En un conversatorio con amigos comunes, siempre sale a relucir  que si el Gobierno del PRM, tuviera más funcionarios con la estirpe de él y el señor Presidente, las cosas fueran diferentes.

Es posible que él y Luis Abinader, nuestro Presidente, sean los funcionarios mejor valorados de la administración pública, que han llegado a donde están para servir con humildad a un pueblo que necesita tanto de sus gobernantes.

Ya llegara el momento en que ciudadanos de varias provincias del país nos unamos para hacer un reconocimiento a este gran ser humano, no para engrandecerlo, no para congraciarnos, sencillamente para demostrarle a otros funcionarios que seguir siendo sencillos luego del cargo, es un don que habla muy bien de nosotros.

Esta valoración pública es para hacerles entender a otros funcionarios del país, de mi mrovincia, que se puede llegar a los puestos, seguir siendo honestos y sobre todo seguir siendo humanos, sencillos y mantener los afectos hacia los demás como siempre.