BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

La mentira como estrategia comunicacional, un gran error, porque el tiempo corre en tu contra

0 comments
Por José Medina

Las mentiras, a la corta o a la larga, dejan resultados muy negativos, por lo que le recomendamos desde este mi humilde espacio, a los funcionarios del Gobierno, dejar esa práctica, porque el tiempo es implacable.

Reconocemos el afán del Gobierno para iniciar y terminar obras, pero si las condiciones aún no están dadas, sería mejor hacerlo cuando se pueda, y no anunciar supuestos trabajos de edificaciones de infraestructuras que ni han comenzado.

Es seguro que cientos o miles de personas residentes en Santo Domingo, el Norte, el Este y hasta el mismo Sur de República Dominicana, piensen que las obras, producto del primer palazo dado por el presidente Abinader en mayo pasado en Pedernales, ya están avanzadas: mentiras, y lo peor del caso, no se ha puesto un block y no se sabe cuándo sería colocado.

Pero lo peor no es que el muelle de Cabo Rojo no se haya iniciado, lo peor del caso es que las informaciones que salen de los ministerios y otras instituciones que tienen que ver con el proyecto viven enviando notas a los medios de comunicación de que se está trabajando. Si se está trabajando es desde escritorios.

La obra, que sería terminado en 18 meses, ya tiene cinco meses menos, y al parecer, existe un problema de legalidad con el espacio, porque hasta un letrero de que se está mensurando le ha sido colocado en el nuevo portón.

El presidente Abinader fue a Pedernales con un saco lleno de promesas, pero la mayoría de esas promesas, no se han cumplido, lo que, al parecer, evidencia que no había un plan para iniciar, tan pronto se diera el primer picazo.

Y el panorama luce más sombrío, más distante del desarrollo de Pedernales, cuando usted trata de llegar de Cabo Rojo a la Cueva para ir a Bahía de las Águilas, la carretera es un desastre, un solo bache, porque no han sido capaces, el Ministerio de Turismo o de Obras Públicas, de por lo menos hacer un “aguaje” y tirarle una capa de asfalto a la carretera de 21 kilómetros.

Pedernales está distante de Santo Domingo, pero todavía hay periodistas comprometidos con la verdad, que no van a dudar en descifrar las mentiras y decir lo que ocurre en Pedernales, “que el desarrollo anunciado en mayo, luce muy lejos.

El desarrollo que se realiza desde el Gobierno, con empresas privadas, es solo en los periódicos.

Causa impotencia, que tú hayas ido a Pedernales y veas las condiciones de lo que se ofreció, todo menos cero, y cuando llegas a Santo Domingo te llegue una nota en tu correo electrónica que dice que “en las obras que se está trabajando”.

Es posible que se esté trabajando sobre las diferentes obras anunciadas en Pedernales, pero sería en las oficinas de las diversas instituciones del Estado, pero esto no es tangible, por lo que les recomendamos aclarar los términos, porque muchas personas podrían ir a Bahía de las Águilas para ver las obras iniciadas, y podrían quedar decepcionadas como nosotros.