BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

LECTURA DEL DOMINGO: Librería y Papelería El Creyente

0 comments
Por Águeda Ramírez de Rodríguez.
Para El Faro del Sur.
Foto: archivo electrónico.

El 10 de mayo del 1975 se instaló en esta ciudad de Barahona  la Librería El Creyente, sucursal de la Librería El Manantial, propiedad del señor Rolando Royalty, en su calidad de casa matriz en la ciudad de Santo Domingo, quien fuera en sus inicios su propietario y primer administrador. Otras sucursales de la misma empresa fueron instaladas en San Juan de la Maguana y en San Pedro de Macorís.

La Librería El Creyente tuvo su primera sede en la calle Padre Billini No. 27 esquina Nuestra Señora del Rosario en esta ciudad de Barahona, donde anteriormente funcionaron una Talabartería y una tienda de pieles y calzados bajo el nombre Casa Lama, propiedad de don Jacobo J. Lama. La finalidad de esta librería ha sido promover la cultura a través de la distribución de libros escolares y otros objetos relacionados con la educación y la cultura en general, ya que en la misma se expenden instrumentos musicales y otros materiales tanto en formato de libros como audiovisuales contentivos de mensajes alusivos a la palabra de Dios, de ahí su nombre, inspirado en el texto del libro de Gálatas 3:9, el cual versa lo siguiente: ″De modo que los de la fe son bendecidos con los del creyente Abraham″.

En 1998, la casa matriz, por consenso de su Junta Directiva, cedió a los administradores de las sucursales el derecho de propiedad y la mercancía existente de las mismas como pago por las prestaciones que les correspondían y que no estaba su propietario en condiciones de pagar. Es así como el entonces administrador de la sucursal de esta ciudad de Barahona señor Ezequiel Reyes M. pasó a ser propietario de la sucursal Barahona, desde entonces con el concepto papelería, hecho que le obligó cambiar el nombre a Librería y Papelería El Creyente al introducir la venta de todo tipo de útiles requeridos para los estudiantes cumplir con las asignaciones escolares.

Serias dificultades hemos  enfrentado durante nuestro ejercicio, declara su hoy propietario don Ezequiel Reyes, tales como un incendio ocurrido en una discoteca ubicada en el mismo edificio, el cual produjo pérdidas materiales en ambos establecimientos y como factores favorables, cita: la ampliación en 2002 del local que ocupábamos, y en 2011 la presencia de la Séptima Feria Regional del Libro efectuada en esta ciudad de Barahona del 20 al 25 de septiembre del 2011 con el lema ″Leer abre puertas″, cuya sede fue el Parque Central, frente al local que en ese momento ocupábamos. 

Debido a decisiones de índole económicas de los propietarios de nuestro antiguo local, en la actualidad y desde 2019 nos encontramos operando en la casa familiar del actual propietario, ubicada en la calle Mella No. 5, espacio para nada adecuado, tanto por la ubicación geográfica  como por la extensión del área que ocupamos, insuficiente para el servicio que brindamos, lo que ha producido una disminución de las actividades comerciales estimada en un 30 %.

Como proyecto de expansión o mejoras, el señor Ezequiel tiene el propósito de alquilar un nuevo espacio para sus instalaciones, el cual le resulte adecuado para el buen funcionamiento de su Librería y Papelería El Creyente y así continuar sirviendo a la sociedad barahonera con el entusiasmo y eficiencia que tras 47 años le han ganado su respeto y confianza, entre otras cosas por ser la primera librería en suplir a todas las instituciones educativas materiales culturales y religiosos en toda la región.

Numerosos reconocimientos han sido otorgados por instituciones varias a  este establecimiento, entre ellos: Asociación del Ministerio Evangélico Región Suroeste (AMERSO) en 1992 ″Por su ardua y meritoria labor en aras a unidad y desarrollo espiritual del pueblo de Barahona y sus comunidades…″. Ya en 1976, la Secretaría de Estado de Agricultura, Dirección Regional Agropecuaria Zona Sur había emitido en su favor un certificado de reconocimiento ″Por su valiosa y decidida colaboración, que hicieron posibles las actividades de capacitación del centro Vocacional Agropecuario…″.