BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Barahona espera que impulso de Cabo Rojo también le beneficie

0 comments
Por Karla Alcántara 
Tomado de El Dinero

BARAHONA: La decisión del Estado dominicano es clara: convertir a Pedernales como principal eje estratégico en el desarrollo turístico de la región Enriquillo. 

El jefe de Estado Luis Abinader aseguró que el plan de Cabo Rojo permitirá el desarrollo socioeconómico y consolidar una inversión en primera fase de US$2,245 millones bajo una alianza público privada (APP), durante un período de 10 años.

Sin embargo, Barahona se complementará a la oferta turística de Pedernales. Es el eslogan de las autoridades y empresarios quienes afirman que “no se puede desarrollar una provincia sola, sino en conjunto para lograr un desarrollo integral”.

Para el senador de la demarcación, José del Castillo, el Gobierno dominicano tiene una deuda social con la región Sur. Sin embargo, aclaró que las autoridades deben crear las condiciones necesarias que permitan al inversionista trasladarse a lugares alejados de los puntos turísticos ya consolidados como Punta Cana, Casa de Campo o Las Terrenas.

Inversión

La Ley 158-01 “Fomento al desarrollo turístico” establece incentivos fiscales a las inversiones dirigidas al desarrollo turístico en República Dominicana. El alcalde Milton Fernández indica que “los inversionistas son un motor de arranque para la promoción y desarrollo de la provincia”.

El ministerio de Turismo (Mitur) indicó que el remozamiento de las playas Los Patos y El Quemaito tendrán una inversión de RD$83 millones, mientras la reconstrucción de la vía de acceso de la playa Saladilla requiere de RD$45 millones.

“Estas playas estarán en condiciones para el despegue del turismo en Pedernales”, indicó el viceministro de Turismo, Carlos Peguero. “Desde el Gobierno no nos referimos a un destino en específico, sino desde un desarrollo integral. Pedernales es el punto de despegue de la región, pero Barahona será un complemento”, expresó.

El proyecto de la región Enriquillo compuesta por las provincias Barahona, Pedernales, Independencia y Bahoruco, generará 1,500 empleos directos y 3,000 indirectos, dinamizando la economía con un promedio entre US$120 millones y US$150 millones cada año.

Con este desarrollo, el director ejecutivo del Clúster Productivo y Turístico de Barahona, Rafael Nazario señala que los atractivos naturales están esperando por los turistas, sin embargo, necesitan de inversiones para su despegue. Además, la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores) registra 84,071 habitaciones en todo el territorio nacional. De esta cantidad, apenas el 0.67% están ubicadas en Barahona, con 565 habitaciones.

Panorama

Conforme datos de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), la demarcación alberga 187,105 habitantes, 52% hombres y 48% mujeres. Para el presidente del clúster, Virgilio Pérez Bernal, la resiliencia de los barahoneros se demuestra en el “sentimiento de que se desarrolle el turismo, uno que apuesta por viajes ecológicos e integra a las comunidades”.

Entiende que la integración de los productores de agricultura familiar en el turismo será sinónimo ofrecer alimentos libres de químicos, es decir, desde el campo a la mesa. “Los agricultores tienen la capacidad de satisfacer la demanda de la oferta turística local que necesita para satisfacer sus operaciones”, sostuvo.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadística (ONE) la rama de hoteles, campamentos y otros tipos de hospedaje temporal emplean 617 personas en la provincia, restaurantes, bares y cantinas 2,812 y 609 en actividades de esparcimiento.

No obstante, se requiere de capacitación y ampliar la oferta de empleos, para evitar la migración del talento humano.

“El desarrollo turístico de la región Sur, además de la inversión, demanda mano de obra calificada para satisfacer y responder a la oferta laboral que traerá consigo la construcción de nuevos complejos inmobiliarios y el auge del turismo ecológico”, acotó Fernández.

Mientras, Nazario comentó a elDinero que desde el organismo local están en constante capacitación y formación a los actores partícipes de la cadena de servicios turísticos, desde el check in hasta cómo conversar con el turista, para tener un capital humano apto para dar respuesta a los viajeros.

Durante enero-octubre del 2022, República Dominicana acogió la visita de 6.7 millones de visitantes que llegaron vía aérea y mediante cruceros, según el Ministerio de Turismo.

De esta cantidad, 491,787 llegaron vía aérea en octubre, lo que provocó una derrama económica de US$517 millones.

Transformación

El turismo sostenible es una alternativa del tradicional todo incluido que fomentan las actividades que tienen como objetivo hacer un uso consciente de los recursos naturales. Barahona oferta este tipo de viajes, proporcionándole al turista lugares como La Cueva de la Virgen, La Plaza, Cachote, Polo o las cuevas de San Rafael.

“Nosotros tendremos la oportunidad de iniciar los proyectos desde cero y establecer los mecanismos y normativas necesarias para producir ese desarrollo sostenible, contrario lo que sucedió en otros destinos”, expresó Peguero.

El funcionario asegura que la sostenibilidad dejó de ser una particularidad, para ser una necesidad que afiance la permanencia de la industria turística en el mercado global.