BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

Presidente Abinader reitera interés en Presa Monte Grande, pero deja en nebulosa situación de “Proyecto El Polvorín”

0 comments
Por  Vianelo Perdomo 

Santo Domingo.- El presidente Luis Abinader ha dado instrucciones al director del INDRHI, Olmedo Caba, para “quitar del  medio toda piedra de tropiezo” para culminar los trabajos de tres frentes de la Presa de Monte Grande, en Barahona, que desea inaugurar en diciembre de este año 2021. 

Pero, deja en tinieblas y en una nebulosa lo que sería una solución a la situación que enfrentan unas seiscientas familias afectadas por la intención del Consorcio Azucarero Central (CAC), empresa de capital guatemalteco arrendataria del Ingenio Barahona, de extender las áreas para cultivar caña de azúcar. 

Este lunes se celebró una reunión en la sede central del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), donde el director de ese organismo, ingeniero Olmedo Caba, ofreció detalles y asumió algunos compromisos, en nombre del presidente Luis Abinader, en relación a los avances en la construcción de la Presa de Monte Grande, considerada obra cumbre de la región Enriquillo.

 Además del ingeniero Olmedo Caba, los organismos del Estado estaban representados por Eliferbo Herasme, director de la Unidad Técnica de los Programas Agroforestales; ingeniero Frank Herasme, director del INDESUR; el exsenador Adalberto Adames, asesor del Poder Ejecutivo; Alfonso Herasme y otras autoridades.  

La Articulación Nacional Campesina, el Bloque Campesino Sur-Sur, el Movimiento Campesino Dominicano (MCD), la Junta Campesina Manuel Féliz Santana de la Zona Cañera, la Federación de Productores Agrícolas y Asociaciones Campesinas el Suroeste (FEPROPASUR) y más de treinta organizaciones de desarrollo, comunitarias y campesinas estuvieron representadas en esa reunión, según nos contó el agrónomo Manuel Pérez (Manuel Lemba), vocero de las agrupaciones. 

¿Monte Grande en diciembre?.- Alistar tres frentes e inaugurar la primera fase de la Presa de Monte Grande parece haber sido el interés principal de la reunión convocada este lunes por el ingeniero Olmedo Caba, director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI).

 Uno de los tres frentes es la terminación, con todos sus servicios, del centro poblado donde serían trasladadas las familias de los poblados de Monte Grande, Los Güiros, La Meseta y El Limón, zona de influencia de la presa.

 El segundo frente es el muro de la presa y el tercer frente el Asentamiento Campesino para los habitantes del nuevo centro poblado antes citado. Otro frente es la construcción y habilitación del Lateral Norte, un canal de 18 kilómetros que irrigarías las tierras de Vicente Noble, Canoa, Bombita, Jaquimeyes, Palo Alto, El Peñón, Fundación, Pescadería, Cabral y zonas cercanas y que, para dotarse, en principio no necesitaría de las aguas de la presa sino del Dique de Santana. Entre los meses de julio y diciembre, así como a principios del 2022,  se irían trabajando obras como los desvíos, canales secundarios, la hidroeléctrica, la ampliación del Acueducto del Suroeste (ASURO) y  el Lateral Sur, un canal de 34 kilómetros que irrigaría toda la tierra del Valle de Neiba. 

Hay ligeros inconvenientes que salvar por lo que en la reunión se acordó que los líderes campesinos Manuel Pérez (Manuel Lemba), Benjamín Batista y Clara Féliz, como comisión de la sociedad, acompañarán a las autoridades del INDRHI y el IAD en el tramo julio-diciembre, como prima fase a lo antes citado.  Campamento Libertad y Proyecto El Polvorín.

Por lo informado por Manuel Pérez (Manuel Lemba), en el problema que envuelve a unas seiscientas familias que enfrentan al Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatarios del Ingenio Barahona, hay tinieblas y luce en una nebulosa lo que sería una solución a la situación. 

Y es que, a pesar de que al presidente Luis  Abinader le han llevado varios informes, tanto por funcionarios que se han reunido con los campesinos como mediante documentos entregados por los propios campesinos, aparentemente el mandatario no tiene claridad sobre el particular. 

Por eso surgió la situación del pasado fin de semana cuando intervino como mediador, del obispo de la Diócesis de Barahona, monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas y provocado que el director del INDRHI, ingeniero Olmedo Caba Romano, llamara a los representantes de los campesinos y les invitara a enviar una comisión a su despacho la mañana de este lunes, pues este funcionario entiende que esa situación no puede extenderse por más tiempo.

 Mientras, el defensor del pueblo, doctor Pablo Ulloa, se presentó al campamento la mañana del sábado y se comprometió a buscar “una salida urgente” al conflicto. El conflicto.

Justo es recordar que, desde el 19 de abril de este 2021, las organizaciones de agricultores y sociales el Campamento Libertad, en El Polvorín, Proyecto Agrario Aguacatico en Tamayo, Provincia Bahoruco, rechazando las amenazas del director Interino del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Danilo del Rosario, a quien responsabilizan de cualquier derramamiento de sangre que se pueda producir, por su intención de desmantelar por la fuerza el referido campamento para favorecer el acaparamiento ilegal de las tierras por parte del Consorcio Azucarero Central (CAC). 

¿Y ahora qué?.- Tras reunión de este lunes, queda claro que solo la intervención directa del presidente Luis Abinader soluciona la situación. Y, según se ve, el presidente Abinader debe presentarse al Campamento, comparar los datos que pueda tener con lo que allí observe y entonces buscar una salida. 

Lo otro sería convocar a los campesinos al Palacio Nacional, reunirse con ellos, escucharles, pero encaminar acciones para que este mal no se prolongue por más tiempo.

 “Pero, si el camino para resolver los problemas es seguir usando la fuerza pública, desalojar a los campesinos etiquetándolos como invasores y porque el Consorcio Azucarero Central tiene urgencia de sembrar caña de azúcar, el maltrato, la sangre que corra y los muertos que pueda originar este conflicto, van a caer sobre los hombros del Gobierno”, es lo que cree Manuel Pérez (Manuel Lemba) al mostrar sus dudas sobre este tema. Es así que entiende que esto hay que solucionarlo cuanto antes.