BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

¿Pueden las Mujeres Embarazadas Vacunarse Contra Covid-19?

0 comments
Por Clemente Terrero

El embarazo es un periodo muy especial en la vida de una mujer, porque ocurren cambios que tienen que ver con el desarrollo de un nuevo ser. Los procesos de formación de ese nuevo ser en ciencias médicas se conoce como embriogénesis, formación del embrión.

El embarazo es una condición que debe siempre desarrollarse en estabilidad, evitando el estrés físico y mental para que no se produzcan alteraciones en el proceso del código genético del niño.

Por eso, las madres gestantes deben recibir un delicado cuidado para que el niño tenga un desarrollo sano, que le permita ser un individuo útil e integrarse activamente a la causa de mantener la sobrevivencia de nuestra especie en la tierra.

Para lograr esa meta, hay que evitar que durante la gestación se produzcan eventos que pongan en riesgo la salud de la madre y la del niño que se va desarrollando en su vientre.

Dentro de esos eventos están las enfermedades infecciosas que se presentan durante el embarazo, alcanzando al niño gestante, ocasionándole daños severos y nacer con discapacidades graves que limitarían su calidad de vida.

Algunos agentes infecciosos como el virus de la rubeola, citomegalovirus, virus herpes, Toxoplasma gondi, treponema palidum (Bacilo de la sífilis)  y otros, pueden ocasionar daños irreversibles en el organismo de los niños durante el embarazo, conocidos con el nombre de teratogénesis (Daños durante la gestación).

Para que eso se produzca, los microorganismos tienen que estar vivos y tener la capacidad de atravesar la barrera tansplacentaria, que es la membrana que protege contra los agentes infecciosos, desde el mismo momento del inicio de la gestación.

Para prevenir daños en el feto, siempre se ha evitado el uso de sustancias nocivas en el embarazo, sobre todo en el primer trimestre, período de mayor riesgo, porque es cuando se forman los órganos del niño gestante.

Luego de ese periodo, se puede tener cierta flexibilidad con relación a la indicación de algunos productos médicos, liberando restricciones que se tenían en el primer trimestre, permitiendo la aplicación de algunos medicamentos, siempre con precaución.

Las vacunas de Covid no escapan a estas medidas, aunque debe decirse a su favor que éstas no contienen virus SARS- CoV-2 vivo, que al replicarse mantienen la patogénica contra la madre o teratogénica contra el feto, por tanto se entiende que no deben producir daño a ninguno de los dos.

En todo caso, se ha tenido el debido cuidado de autorizar la administración de estas vacunas a partir del segundo trimestre del embarazo, período en el cual ya los órganos del niño están desarrollados, para disminuir aún más el riesgo.

Las mujeres, durante el embarazo deben vacunarse, porque hay datos científicos que señalan que en ese periodo el sistema inmunitario materno para tolerar los antígenos del feto inhibe la inmunidad mediada por célula, y ésto aumenta la susceptibilidad a infecciones graves.

Se debe tener en cuenta vacunar a las mujeres embarazadas sobre todo cuando se detecte alto riesgo de infección y de desarrollar enfermedad grave.

Las mujeres embarazadas tienen el derecho de ser protegidas.