BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

El Talibán ganó la guerra

0 comments
POR SANTO SALVADOR CUEVAS

No es sólo que se van las tropas Occidentales de Afganistán, es que en 20 años de ocupación militar por las potencias más poderosas del mundo, no pudieron vencer al Talibán, ni neutralizar su capacidad de resistencia y avance en la liberación de territorios.

Es decir, en más de 20 años de ocupación con 110 mil soldados sobre el terreno, con la guerra más prolongada de su historia (EEUU) como nación, con una inversión superior a US$100,000 millones de dólares, con más de 20 calieses y soplones a su servicio, con los millares de apresamientos, torturas despiedadas, el secuestro de miles de militantes en las prisiones de Guantamo, con la puesta en práctica de una tecnología de punta y última generación, con la campaña de descrédito más feroz a nivel global, nada de eso impidió el desplome moral de la fuerza militar con más poder y capacidad de maniobra sobre la faz de la tierra.

Llegó la hora del desbande y la derrota político-militar de las fuerzas gringas en Afganistán, tienen que admitir su derrota y reconocer al Che Guevara: "No importa el número de armas en las manos, sino de estrellas en la frente".

Se admita o no, el Talibán acaba de reeditar sobre el campa de balla en Afganistán y en la historia de la humanidad, un segundo Vietnam. 

Ya casi todo el territorio, incluida su capital, Kabul, está bajo control del Talibán.

De mi parte, hay rasgos de su cultura que no comparto, ni corparto las bestialidades del pasado contra las mujeres, aspectos que dicen ha sido superado, a lo mejor ni simpatía alguna guardo hacia el Talibán.

Pero de lo que estamos claros, y lo aprendimos del presidente Mao: Asumimos como principio Universal inalterable para la Paz Mundial, el Respeto a la Soberanía de los pueblos, la No injerencia de fuerzas extranjeras, y el respeto a la Auto determinación de los pueblos.

Los gringos y las fuerzas Occidentales, deben salir ya de Afganistán, y el mundo permitir el derecho Universal a decidir su tipo de gobierno y su propio destino.