BUSCAR EN NUESTRA PAGINA

Header Ads

El PRM está cometiendo los mismos errores del PLD, eso le costará miles de votos al final.

0 comments

POR YVAN ARIEL GOMEZ
Tomado de Informativo Brisas del Sur 

El gobierno pasado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), cometió muchos errores fatales que llevó a la ciudadanía a retirarle su apoyo y perder las elecciones.

Dentro de esos errores están la corrupción, el endiosamiento de los miembros del comité político, el despilfarro, los abusos del procurador Jean Alain Rodríguez, el caso Odebrech, y la manipulación de instituciones públicas con fines clientelistas. 

Además el gasto no iba dirigido a verdaderas necesidades de la población. Por ejemplo, el PLD, gastó millones de dólares en asfalto de calles sin necesitarlas porque ya estaban asfaltadas, esto probablemente para reportar un alto presupuesto en obras: Bueno eso es solo una especulación.

Cuando digo que esta gestión está cometiendo los mismos errores lo específico en cosas sencillas, pero que son importantes para un gran segmento de la población.

En este sentido, se ha podido ver en las visitas que ha hecho el presidente Luis Rodolfo Abinader Corona a Barahona que los dirigentes tratan de asfaltar los lugares donde este visita, esto para que el mandatario crea que se está haciendo el trabajo: al presidente se le puede engañar, pero eso el pueblo lo retiene en su memoria.

Otro punto es, que son asfaltadas calles que tienen su asfalto descuidando los barrios cuyas calles son aún de tierras y piedras como Blanquizales, Valle Encantado, Casandra, Los Solares de Milton, Los Guandules, etc. 

Uno se pregunta, cuál es la lógica de gastar asfalto en calles buenas y no en calles en malas condiciones: un ingeniero y un contable me dijeron que uno de los factores podría ser que con el asfaltado de calles buenas se reportan movimientos de tierras y gastos que sin hacerlos se cobran: mientras que en las calles malas de los barrios hay que gastar más dinero.

Bueno, lo dicho precedentemente no es una acusación de corrupción, sino una alerta que algo está andando mal. 

Ojalá que los dirigentes piensen en mejorar las condiciones de los barrios sin calles aunque ellos no vivan ahí y sus queridas.

PRM: Balnquizales lo espera.